Filmus visitó Chaco para apoyar la creación del Instituto Chaqueño de Ciencia Tecnología e Innovación

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, visitó la provincia de Chaco – junto a la presidenta del CONICET, Ana Franchi – para llevar adelante una agenda encabezada por una reunión con el gobernador provincial, Jorge Capitanich; el ministro de Educación de la provincia, Aldo Lineras, y la directora CCT Nordeste, Marisa Censabella, y un encuentro con legisladores/as de la Cámara de Diputados provincial y miembros de la comunidad científico tecnológica para el tratamiento del Proyecto de Ley 541-21 para la Creación del Instituto Chaqueño de Ciencia, Tecnología e Innovación. El ministro además firmó junto al gobernador una carta de intención de la Agenda Territorial Integradora de CTI, en el marco del Plan Nacional CTI 2030 y favorecer las especificidades territoriales de cada jurisdicción. Por su parte, Franchi suscribió junto a la Provincia un Convenio de Becas Cofinanciadas, y un acta por el Proyecto Especial Chaco, que consiste en el financiamiento de ingresos a la Carrera del Investigador y becas cofinanciadas en institutos de la provincia. La visita incluyó también recorridas en el Instituto de Medicina Regional (IMR) y el Instituto de Investigaciones Geohistóricas (IIGHI) de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), la Escuela de Educación Agropecuaria N°13, entre otras actividades pautadas. Participaron la vicegobernadora de Chaco, Analía Rach Quiroga y el subsecretario de Planificación del Sistema Educativo, Ciencia y Tecnología de la provincia, Juan Martin Fernández.

Durante la conferencia de prensa, Filmus, expresó: “Uno de los grandes desafíos que tenemos hoy es plantear políticas sustentables que se sostengan en el tiempo para la ciencia y la tecnología. Nada es de un día para el otro. En este sentido la Ley de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, también está destinada, entre otras cosas, a federalizar la ciencia. Estamos en condiciones de financiar un crecimiento y apoyar a la provincia que tiene una iniciativa enorme con la creación del Instituto Chaqueño de Ciencia, Tecnología e Innovación, y poner a la ciencia al servicio de resolver problemas concretos, que implica cuestiones con la salud, el proceso productivo, y problemas sociales como la pobreza. Tenemos políticas de estado que no estén libradas a calendarios electorales, que podemos discutir provincia por provincia cuáles son las prioridades, dónde colocamos los recursos, cómo mejoramos la cantidad y calidad de los y las investigadoras que tenemos en la provincia. Este es el eje central. Estamos decididos a cambiar el modelo productivo del país, una matriz basada en la producción primaria que muestra el agotamiento cíclico, donde entramos en crisis y se estancan los procesos de crecimiento si no aplicamos más ciencia, más tecnología y mayor competitividad”, y dio como ejemplo el aporte de soluciones concretas de los y las científicas ante la pandemia y la finalidad de tener soberanía sanitaria.

A su turno, Capitanich afirmó que «hay una profunda asimetría en la asignación de recursos para la investigación científica y tecnológica; estamos trabajando, de forma conjunta, para repararla”, y graficó que Chaco tienen 3,8 investigadores del CONICET cada 100 mil habitantes, mientras que Buenos Aires cuenta con un promedio de 18,7 y Misiones 6 investigadores cada 100 mil habitantes. “Con el convenio trabajamos en fortalecer las capacidades científicas y tecnológicas en temáticas estratégicas para Chaco”, aseveró. En esta línea, remarcó los importantes centros de investigación que tiene la provincia, como por ejemplo el Centro Biotecnológico que funciona en el mismo predio de que Escuela de Jardinería. Así indicó que es central avanzar en la creación del Instituto Chaqueño de Ciencia, Tecnología e Innovación, que será un organismo autárquico que funcionará en un edificio propio.

Por su parte, Franchi señaló que «con estos 14 ingresos por Proyectos Especiales, aumentamos más de un 30% la cantidad de investigadores e investigadoras en la provincia, lo mismo con estas 30 becas cofinanciadas, estamos aumentando muchísimo los recursos humanos locales. Esto tiene una historia, y en primer lugar es un cambio desde la asunción del presidente Alberto Fernández en apoyo del gobierno a la Ciencia y Tecnología. Por otro lado, una decisión del CONICET que para comenzar a disminuir asimetrías en nuestro país es necesario comenzar a tener ingresos específicos por provincia. Hay un trabajo conjunto con los gobiernos provinciales, los CCT y las universidades para definir en qué temas son los ingresos y las becas».

Creación del Instituto Chaqueño de Ciencia, Tecnología e Innovación (Proyecto de Ley 541-21)
Filmus se reunió con legisladores/as de la Cámara de Diputados provincial como Hugo Sager, Juan Manuel Pedrini, Andrea Charole, Juan Carlos Ayala, Alicia Azula; y miembros de la comunidad científica tecnológica para analizar el tratamiento del proyecto de Creación del Instituto Chaqueño de Ciencia, Tecnología e Innovación (Proyecto de Ley 541-21), que se le asignará el 1% del Presupuesto General de la Provincia. Funcionará como ente autárquico con personería jurídica propia y capacidad de actuación en Innovación y estará destinado a promover la creación, uso, difusión y transferencia de conocimiento social y económicamente útil, por sí o en conjunto con otros organismos científico-tecnológicos.

El Instituto ejercerá la representación de la Provincia del Chaco ante el COFECyT, la Agencia I+D+i y el CONICET, y ante quien corresponda en el ámbito nacional vinculado a la ciencia, la tecnología e innovación.

Proyecto Especial Chaco
Consiste en financiar 14 ingresos a la Carrera del Investigador Científico y Tecnológico, 20 becas posdoctorales y 10 doctorales cofinanciadas en institutos de doble dependencia (CONICET-UNNE, CONICET-UNCAUS) así como dependencias académicas y de investigación y servicios, y en estaciones experimentales. Es una iniciativa conjunta entre el CONICET y la Provincia de Chaco para fortalecer las capacidades científico tecnológicas en áreas estratégicas como agricultura y ganadería sustentable, tecnología en alimentos, ciencias de la salud, ambiente y gestión del riesgo, y políticas públicas inclusivas. Chaco es una de las cuatro provincias (junto a Catamarca, La Pampa y San Juan) que forma parte de los proyectos especiales de CONICET.

Para cubrir los 14 cargos se prevé la apertura de la convocatoria el 8 de noviembre hasta el 26 de noviembre de 2021, y la publicación y notificación de los resultados en julio 2022. Respecto a las 30 becas cofinanciadas entre el Ministerio de Educación de la Provincia de Chaco y el CONICET, se podrá también gestionar facilidades para la obtención de vivienda y subsidios de relocalización; facilidades para traslados por trabajos de campo; compra total o cofinanciada de equipamiento menor e insumos, y compromiso para generar un programa provincial de estímulo a la contratación de doctoras/es en el ámbito público y privado.

Convenio Becas Cofinanciadas
CONICET y la Provincia de Chaco se comprometen a otorgar en forma conjunta becas posdoctorales y doctorales. La cantidad de becas será establecida en las bases de cada convocatoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.